martes, 5 de noviembre de 2013

ERASMUS solo para ricos

ERASMUS + (más Erasmus) es el nombre del nuevo programa de Educación, Formación, Juventud y Deporte de la Unión Europea para el septenio 2014-2020. El éxito de Erasmus ha sido tan espectacular que la Comisión, tras analizar sus virtudes, lo ha tomado como ejemplo para expandirlo a otros sectores de la población, a la vez que ha decidido aumentar en un 40 por 100 su presupuesto.

La importancia de Erasmus en el proceso de construcción europea es reconocida por todos y su popularidad entre los ciudadanos es muy alta. Mas de 3 millones de europeos han participado en el programa desde su creación en 1987, de los cuales casi 400.000 españoles. España es el país que más estudiantes Erasmus manda y que más recibe, convirtiéndose en el mayor beneficiario del programa.

Podíamos seguir escribiendo páginas y páginas sobre lo necesario que es el programa para la universidad española, pero nuestro ministro parece desconocer esta información y, desde su llegada al ministerio uno de los "leitmotiv" de su política ha sido acabar con Erasmus. Empezó con unas brillantes declaraciones poniendo en duda la utilidad del programa y haciéndose eco de esas opiniones superficiales sobre Erasmus como un año perdido o un año de juerga.

A continuación aprobó un recorte brutal sobre el presupuesto que el ministerio destinaba a incrementar la cuantía de las escasa dotaciones de la Unión Europea a los estudiantes Erasmus. No podemos olvidar que en el curso 2010-2011, último de la legislatura Zapatero, la dotación ministerial destinada a las becas Erasmus fue de 66,4 millones de euros. El curso siguiente se redujo a menos de la mitad y el año pasado y éste se ha quedado en torno a los 15 millones de euros, es decir menos del 25 por 100.

Ya el curso pasado, debido al recorte realizado por el ministerio, renunciaron a la beca casi un 15 por 100 de los que la habían pedido. Y este año podemos suponer que la reducción habrá sido mayor (aun no tenemos cifras oficiales).

Resulta indignante escuchar que la razón de la eliminación de las ayudas a los estudiantes ha sido aumentar la cantidad que se da a los becarios. En el curso 2010-2011, un becario, salía al exterior con una beca por encima de los 600 euros mensuales, de los cuales 450 correspondían a la ayuda del ministerio; y eso no impedía ayudar también al resto de los estudiantes Erasmus con una beca más reducida. Lo que pretende este gobierno no es aumentar la ayuda a los más necesitados sino reducir el gasto, porque ¿cuántos becarios va a haber después de haber subido las tasas y haber aumentado las exigencias académicas para conseguir una beca?

Y encima, para hacer más daño, se da la noticia cuando el curso está empezado y los estudiantes contaban con una ayuda similar a la del año anterior, que era bastante escasa, pero muy necesaria.
Con lo que no contaba Mr. Wert -dada su conocida prepotencia- era con la respuesta unánime en contra de esta medida y no le ha quedado más remedio que rectificar.

Hablando de nuestro ínclito ministro decía hace unos días que "rectificar es de sabios". Una rectificación más para otra ocurrencia más. ¿No os parece que su sabiduría -con tanta rectificación- ha llegado a su máximo nivel y que debería emplearla en otros menesteres? ¡¡Que dimita o que le echen!!

Muchas gracias.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario